Cuentos, Semillas al viento, Talleres

En busca de la felicidad

IMG_E8763

Este sábado pudimos disfrutar de una mañana estupenda con un taller muy significativo: En busca de la felicidad

Partiendo del cuento de El árbol rojo llegamos a interesantes reflexiones.

¿Qué es la felicidad? o mejor aún, ¿qué nos venden cómo felicidad?

Depende de a quién preguntes te responderá una cosa u otra. La felicidad es algo intangible, se siente o no se siente. Nos provoca alegría sentirla, pero también nos puede provocar sentimientos de frustración, ansiedad o desesperación creer que nunca la vamos a tener.

Vivimos inmersas en un sistema capitalista que produce deseos en cadena y muchas veces sentimos que nuestra felicidad va ligada a esos deseos o mejor, al hecho de conseguirlos. Hay quien es feliz acumulando cosas al igual que hay quien es feliz con lo mínimo. (Ojo, que ahora llegan las Navidades)

Tener todo lo que ansiamos no es tener la felicidad, aunque puede que creamos que sí. Creemos que somos libres, que tenemos la voluntad de elegir lo que queremos y en esas elecciones basamos también nuestra felicidad. Pero, ¿somos libres? O somos felices pensando que somos libres.

A veces nos pasamos la vida esperando algo…y ese algo no llega y eso nos hace infelices: esperamos la pareja de nuestra vida, el trabajo de nuestra vida, tener una familia, vamos, el paquete completo, y aquí volcamos nuestras expectativas, todo aquello que diseñamos a nuestro antojo y por lo que medimos el resto de las cosas y al resto de las personas.

Si vamos pensando en alcanzar la perfección y esta nunca llega porque nuestras expectativas son muy altas, lo único que alcanzaremos será un estado de frustración continuo.

Pero, ¿qué hacemos nosotras para que aquello que queremos ocurra? ¿Qué tipo de raíces tiene nuestro árbol de la vida? Si resulta que no estoy obteniendo los frutos que quiero, tendré que mirar si estoy abonando bien el terreno, si mis raíces, que son mis fortalezas están en buen estado o están podridas.

Proyectar mis deseos, mis frutos, y no conseguirlos no me lleva a la felicidad, sin embargo, si soy capaz de redirigir mis objetivos, priorizarlos y relativizarlos, probablemente sea más fácil que mi listón de la felicidad se ponga a mi alcance.

Para eso voy a revisar mis expectativas en mis tres niveles:

¿Qué quiero para mí?

¿Qué quiero para mis relaciones?

¿Qué quiero en mi mundo?

Es imprescindible revisar de tanto en tanto mis expectativas para ver dónde estoy en cada momento vital, porque si no, veré la vida pasar y con ella las oportunidades que quería para mí. El universo nos va dejando pistas, sólo hay que saber verlas y atraparlas al vuelo.

De esta forma podremos ir modificando nuestros planes y cuando surge una crisis, no sólo seremos flexibles en su tránsito sino que saldremos fortalecidas de ella, aprenderemos a sacarle el lado positivo.

Y,  ¿qué tienen que ver mis expectativas con el género? Pues todo. El sistema patriarcal nos enseña que no valemos lo suficiente solas, que no podemos llegar a lo más alto porque ya se encarga de no llevar a cabo la conciliación laboral, se encarga de que estemos pendientes de desear lo que no somos, porque en ese camino es donde él nos tiene subyugadas. A lo largo de la historia a las mujeres se nos negó estudiar, se nos negó trabajar y a las pioneras, esas mujeres que lograron salir adelante a pesar de todo, se las enterró bajo miles de nombres masculinos para que no asomaran la cabeza.

Pero ahora tenemos la posibilidad de plantar cara, de reprogramar toda esa historia que han  querido vendernos y de tomar las riendas de nuestra vida.

En ocasiones sabemos lo que queremos, pero también tenemos la creencia de que no va a ser suficiente, de que no valemos para ello, o peor aún, de que no nos lo merecemos (síndrome de la impostora) y aquí entra en juego una glándula muy útil que tenemos situada justo en medio del esternón y que se llama TIMO. El timo fue utilizada para la reprogramación durante años, y no es casualidad: esos golpecitos en el pecho al ritmo de por mi culpa, por mi culpa, no hacían más que incorporar en nuestros cerebros la idea de que todo era por nuestra culpa y con esa losa encima, ¿quién avanza?

Por eso es muy importante cambiar nuestra forma de pensar sobre nosotras, de vernos en positivo, de creer en lo que hacemos y en estar seguras de que lo que hacemos está bien hecho: PUEDO, QUIERO Y MEREZCO y esto también podemos hacerlo utilizando la misma glándula. Visualizando lo que deseamos y dándonos unos golpecitos al ritmo de quiero, puedo y merezco. No es un ejercicio largo, bastan cinco minutos al día y es efectivo.

Necesitamos empezar a buscar la felicidad dentro de nosotras, buceando hasta encontrar nuestra verdadera esencia, aquella que tiene mucho que ver con nuestra niña interior, lo que deseaba, lo que soñaba, lo que realmente le hacía feliz. Sólo en esa comunión con nosotras mismas está la respuesta.

Así que la propuesta es sencilla, volver a entablar conversaciones serias con aquella niña, conversaciones que nos den pistas de lo que hemos olvidado u omitido por estar inmersas en satisfacer deseos que no nos llevan a ninguna parte, e incluso deseos de terceras personas. Ajustar nuestra realidad a nuestros propios deseos es el único camino a seguir.

firma mavi

Cuentos, Talleres

Construyendo nuestro proyecto de vida

Empezamos el año con el último taller de escucha de nuestras emociones: De la tristeza a la alegría: Construyendo nuestro proyecto de vida

Un taller que siguiendo la pauta de los anteriores y teniendo como eje transversal la perspectiva de género y las construcciones sociales de las mujeres, nos llevará de viaje a través de dos de las emociones que identificamos de forma más fácil.
Trabajaremos con la tristeza y lo que genera a nuestro alrededor y en nosotras mismas. Llegaremos poco a poco a la alegría, cambiando la energía del taller y para finalizar trabajaremos sobre nuestro proyecto vital.
El método de trabajo es vivencial y trabajamos en el suelo, por lo que es conveniente que traigas ropa cómoda y un cojín.

Propondré dinámicas sencillas para integrar las vivencias a medida que vayamos avanzando de forma que cuando acabemos el día seamos capaces de gestionar nuestras emociones de forma positiva y creativa.

El taller tendrá lugar el próximo día 19 de Enero, sábado, de 10-14 horas en nuestro local de Terapias Naturales (Plaza de San Juan de Covas 2, local 6- Alcorcón)
Tiene un precio colaborativo de 20 euros y es imprescindible reservar plaza ya que trabajamos en grupo reducido con un máximo de diez personas.

Para reservar tu plaza puedes mandarnos un correo a semillasdebuentratro@gmail.com o a través del 607895617

Te espero con el corazón abierto!

firma mavi

 

 

Cuentos, Talleres

Escuchando nuestras emociones: La Ira

Cuentos de sabiduría

Muchas de nosotras hemos desarrollado la creencia de que controlar las emociones es la mejor solución, otras nos desbordamos con ellas sin saber controlarlas. La falta de escucha de nuestras emociones nos puede llevar a episodios no deseados de los que nos va a ser difícil salir.

Las emociones nos dan información de cómo estamos en un momento preciso, de nuestro bienestar. No tenemos problemas al identificar la alegría, o la tristeza cuando perdemos algo querido, ni la rabia cuando hay alguna injusticia en nuestra vida, ni el miedo cuando algo nos amenaza.

Este segundo taller del ciclo está dedicado a La Ira.

La Ira se refleja en nuestras vidas a través de una explosión que tiene muchas posibilidades.
Mostramos ira por miedo, por tristeza, por dolor…
Podemos ser destructivas, pero también muy creativas si le ponemos límites y aprendemos a escucharla y a controlarla.
En este próximo taller te propongo trabajar con ella, mirarla a los ojos y tratar de ver qué sentimientos nos despierta frente a diversos estímulos.
Te invito a convertir tu ira en una fuerza positiva que nos lleve a crear mejores relaciones.

Tendrá lugar el  20 de Octubre de 10-14h.
La colaboración es de 20 euros y sólo hay disponibles 10 plazas.

La reserva de plazas se hace a través del correo electrónico semillasdebuentrato@gmail.com o el móvil 607895617

Tendrá lugar en Terapias Naturales, Plaza de San Juan de Covas 2, local 6, Alcorcón.
Accesos desde Madrid:

Renfe: C-5 desde Atocha- San José de Valderas + 3 minutos andando

Metro: L-10 Joaquín Vilumbrales + 8 minutos andando.

Autobús: 511 desde Príncipe Pío- parada Renfe + 3 minutos andando.

Recomendable traer ropa cómoda y un cojín, ya que trabajaremos en el suelo.

firma mavi

Cuentos, Talleres

Escuchando nuestras emociones: El miedo

escuchando nuestras emociones. el miedo

Empieza Octubre, los días van cambiando, se van haciendo más cortos, y con el frío el cuerpo y la mente hacen un movimiento de repliegue hacia dentro.

Vamos mirando hacia nuestro interior guardando fuerzas y energías para la próxima primavera, abasteciéndonos, como lxs osxs, hibernando, guardando para después tener en abundancia.

Abundancia de SER, de ESTAR, de conocernos, de ir entendiéndonos cada vez más y mejor, de ir tomando esas herramientas que vamos metiendo en nuestra caja mágica y de ir utilizándolas con conciencia cada vez más…

Y en esas llega nuestro nuevo encuentro de mujeres!

Un nuevo encuentro en el que vamos a ir deshilachando nuestras emociones en varios talleres temáticos, empezando por el miedo.

No te asustes! vamos a ir poco a poco, escuchando, respirando, moviendo el cuerpo y despertando todo lo innato en nosotras para enfrentar lo que nos dé la vida de la mejor manera.

Muchas de nosotras hemos desarrollado la creencia de que controlar las emociones es la mejor solución, otras nos desbordamos con ellas sin saber controlarlas. La falta de escucha de nuestras emociones nos puede llevar a episodios no deseados de los que nos va a ser difícil salir.

Las emociones nos dan información de cómo estamos en un momento preciso, de nuestro bienestar. No tenemos problemas al identificar la alegría, o la tristeza cuando perdemos algo querido, ni la rabia cuando hay alguna injusticia en nuestra vida, ni el miedo cuando algo nos amenaza. Pero ese miedo muchas veces se viste de tristeza o ira.

El nuevo taller que te propongo tiene como finalidad aprender a escuchar la emoción del miedo, aprender a respirarla, a identificarla y a equilibrarla desde la confianza y el coraje.

Tendrá lugar el próximo día 20 de Octubre, Sábado, de 10-14 horas el local de Terapias Naturales, en la Plaza de San Juan de Covas 2, Alcorcón.

El precio colaborativo es de 20 euros y hay plazas limitadas.

Para reservar la tuya puedes hacerlo a través del correo electrónico: semillasdebuentrato@gmail.com o el teléfono 607895617

Accesos desde Madrid:

Renfe: C-5 desde Atocha- San José de Valderas + 3 minutos andando

Metro: L-10 Joaquín Vilumbrales + 8 minutos andando.

Autobús: 511 desde Príncipe Pío- parada Renfe + 3 minutos andando.

Recomendable traer ropa cómoda y un cojín, ya que trabajaremos en el suelo.

Te espero con el corazón abierto ❤

firma mavi

 

Cuentos

Las Mujeres Árbol

Captura de pantalla 2017-09-28 15.56.25Cuenta una historia de antaño, que antes de que aparecieran los humanos de dos patas en la Tierra, todas las mujeres antes de serlo, fueron árboles, y al igual que estos, tenían raíces que las hacían ser UNA con la MADRE TIERRA.

Manos largas y resecas, hechas de troncos y cortezas y largos cabellos que se cubrían de hojas, flores, frutos y pájaros que cantaban en primavera.

Éstas vivían en los rincones más hermosos, se nutrían del sol, el agua y el viento y jamás estaban solas, pues las rodeaban todas las criaturas del bosque, tanto las terrenas como las más mágicas que puedas imaginar.

También las custodiaba y nutría el árbol más mágico de todos, al que llamaban la Abuela Árbol. Un árbol tan, pero tan viejo, que conocía los secretos sobre la vida y sobre la muerte, y siempre que una mujer árbol de cualquier parte enfermaba, se comunicaba con la Abuela a través de sus raíces para sanar.

Las Mujeres árbol tenían poderes mágicos, y se comunicaban sin usar palabras, oían los elementos sin usar las manos, y podían sentir a todos los seres de la Naturaleza a través de la red profunda que formaban con sus raíces bajo tierra.

Un día, mucho tiempo después de que llegaran a la Tierra los humanos de dos patas, algo pasó, y comenzaron los tiempos de guerra, muerte y destrucción.

Algunos dicen que fue por la ambición, por los reinos, el poder y las riquezas. Fue una época terrible, donde muchas Mujeres árboles, fueron convertidas en madera y luego fueron quemadas para generar calor.

De este modo, para poder mantener vivas a sus hijas, la Abuela Árbol, les permitió desenraizarse y tener pies, para que pudiesen correr y esconderse lejos del peligro.

Así, las Mujeres árbol debieron aprender a caminar y a sobrevivir por sí mismas, a cambio, perderían sus raíces y su conexíon con la Madre Tierra, y con todos los seres que en ell habitaban.

Esto les causaba un tremendo dolor, pero era la única forma de sobrevivir para conservar la tradición de las Mujeres árbol.

Quien me contó esta historia dice que pasaron muchos siglos, hasta que la guerra por los reinos terminó.

Mientras tanto, muchas Mujeres árbol murieron de tristeza, ya que no soportaban la soledad y el desenraizamiento. Otras se olvidaron de quienes eran, y aprendieron a vivir con los de dos patas, perdiendo sus poderes y capacidades mágicas.

Sin embargo, hubo otro grupo de Mujeres árbol que se distribuyeron por el mundo, y a pesar de separarse se prometieron lealtad a sí mismas, no olvidando quienes eran y conservando en la más profunda memoria de su ADN todo aquello que aprendieron de la Mujer árbol.

Así, este grupo de mujeres prometieron volver a encontrarse todas las vidas posteriores manteniendo bien guardado el secreto de sus orígenes y sus poderes.

Mientras tanto, la Abuela, deseando no separarse nunca más de este bosque de doncellas, en un acto de amor profundo por sus hijas, bendijo a todas las mujeres con un árbol en su vientre, y este árbol se transformó en lo que hoy es nuestro útero, así, todas las mujeres podemos recuperar nuestro enraizamiento a la Madre Tierra nutriéndonos de todo su amor, pues el útero es nuestro anclaje a la verdadera esencia, desde él, podemos recuperar la razón más primigenia del SER.

Y lo más maravilloso de la Abuela Árbol, es que tendremos siempre un útero energético que nadie nos podrá arrebatar.

Muchos dicen que a pesar de lo antiguo de esta historia, en estos tiempos la Abuela Árbol está haciendo un llamamiento alto y claro a sus hijas.

Es así como que al abrazar al árbol más viejo del bosque y al apoyar tu oído en su tronco, este, te contará los secretos de las Mujeres árbol, te llenará de todo su amor y te otorgará toda su medicina ancestral y ya nunca más estará desconectada de la Abuela Árbol. Tu útero recuperará sus raíces y caminarás por siempre anclada a la Tierra.

Enraízate, ánclate!

Cuento de Ximena Nohemí

Ilustración Patricia Corrales

firma mavi