Semillas al viento

Felices Reinas Magas

Llegamos al final de las Fiestas navideñas con el mágico día de Reyes Magos, que nosotras convertimos en Reinas Magas, porque nadie nos dice que no pasaran por allí también…y puestas a imagina pues nos las imaginamos de la mano de Valérie Dumas.

Les pedimos con mucho respeto, que dejen aquello que vamos a necesitar para pasar este año de la mejor manera, que dejen puertas abiertas a la esperanza, ventanas de par en par a la luz y el amor y algún caprichito en forma de regalo, de esos que nos hacemos desde el Buentrato y que nos acompañan todo el año. Deseamos una pizca de sabiduría para diferenciar lo que nos hace bien de lo que nos hace mal y así seguir andando nuestro camino.

Y esperamos que os dejen mucha ilusión, de la buena, de la que no se compra ni se vende, que os dejen sueños preciosos con los que deleitaros, sonrisas que iluminen vuestra cara, ratitos para compartir con quienes más queréis y mucho curro del bueno, del que llena el alma y no cuesta hacer, para que realicéis vuestros proyectos y sigáis alimentando esa niña interior.

Felices Reinas Magas y que se cumplan vuestros deseos!

Semillas al viento

Bienvenido 2022

Quiero acabar el año con una sonrisa porque creo que se lo merece.

Si hago balance de todo este 2021, veo que ha sido un año fructífero, amable, que me ha traído salud, trabajo y todo lo que he necesitado y que me ha acompañado en este viaje teniendo a mi lado a todas las personas que quiero, y además para terminar por todo lo alto me gustaría compartir con vosotras, personas bonitas, un sueño.

Anoche tuve un sueño precioso que probablemente tenga que ver con cómo me siento ahora y cómo me gustaría ver el 2022.

En el sueño aparecía un bebé, una niña para más señas, que se ha pasado el sueño sonriéndome y era tan bonito y dulce, transmitía tanta paz y tanta alegría, que me he acordado de algo que decía Jung, que en los sueños somos todo lo que se aparece, y me he visto a mí misma sosteniendo a esa niña que también era yo y me miraba con una ternura impresionante.

Cuando he despertado y he pensado en esa niña, mi pensamiento ha sido trasladarme al libro de Sobonfu Somé, Recibiendo al Espíritu, donde cuenta que cada niñx que viene a este mundo trae una misión que cumplir, que vienen con millones de páginas en blanco para llenar con experiencias y vivencias, y que es nuestro deber como Comunidad darle alas para seguir esa misión dejándole libertad para llevarla a cabo. Sin mandatos, sin juicios, sin expectativas.

He pensado en ese bebé de mi sueño como en el año que entra, 2022, y al igual que ese bebé tiene toda la vida por delante para llevar a cabo esa misión yo voy a darle esas alas a este nuevo año, voy a dejar todas sus páginas en blanco para que me sorprenda. Voy a cuidarle, alimentarle bien, dejar que camine a su ritmo sin juicios, sin expectativas, sin prisas, recogiendo lo que quiera darme. Voy a cuidar mis pensamientos hacia ese bebé, mis palabras, mis actos, para que pueda crecer todo lo que quiera, dejando a un lado la negatividad y la preocupación, todo con una sonrisa en la cara.

Quizás este sueño tiene que ver con una meditación que hice ayer con Joan Garriga, uno de mis maestros y que te dejo aquí:

La meditación está más o menos en medio, pero como todo lo que cuenta es maravilloso te invito a que la veas entera. Al final hay otra meditación-constelación y esa, si no sabes muy bien qué es una Constelación te resultará algo más complicada.

Sea como sea, si tiene relación con quién Soy y mi misión o simplemente fue un sueño bonito, me quedo con el buen sabor de boca al despertar y con el propósito de proyectar todo lo que me ha transmitido para este nuevo año que comienza.

Os deseo/deseamos un maravilloso año 2022, que sea al menos tan bueno como este, y de ahí al infinito y más allá.

Semillas al viento

Felices Fiestas

Se nos está acabando el año y justo entramos en la semana más festiva, esa en la que celebramos la Navidad, Janucá, Las Posadas…o lo que quieras celebrar! El caso es sentarse con quienes queremos, alrededor de una mesa, agradeciendo todo lo bueno que nos ha dado este año y disfrutando de estar vivas.

Este año hemos contratado a unos duendes muy afanosos que nos han llenado la casa de buenos propósitos, que esperamos se conviertan en buenas acciones. Una cosa sin la otra no va a ninguna parte.

Desde Semillas de Buentrato agradecemos enormemente la calidez de este año en el que nos habéis acompañado desde vuestras casas y presencialmente, dejando que acompañemos vuestro camino y dejando también que sigamos creciendo a vuestro lado.

Ha sido un año precioso en todos los sentidos y en todos los talleres, con mucho, mucho que agradecer y celebrar. Esta semana, celebramos también Yule (21 de Diciembre), esa costumbre Celta en la que comienza la rueda de la vida con el solsticio de invierno. Te regalamos un ritual para que tu fin de año sea apoteósico y maravilloso.

Empieza por salir a una zona verde: parque, bosque, montaña y ve tomando conciencia en tu pasear del paso del tiempo, del cambio de estación, de los colores que pueblan el suelo y los árboles de tu entorno. Inspira para atrapar el olor y trata de adivinar a qué huele: quizá a tierra húmeda, a hojas en descomposición, a algún árbol o matorral en concreto…Toca y acaricia los troncos de los árboles, las hojas de los arbustos, el musgo. Recoge también alguna hoja, fruto seco si lo encuentras, ramitas que llamen tu atención. Escucha el sonido del viento, la quietud, el bailar de las hojas en los árboles o en su arrastrar por el suelo y por último saborea todo ese paisaje tratando de recordar algún sabor en particular a que te recuerden estas fechas.

Con lo que has recogido en tu caminar monta un pequeño círculo sobre un plato o bandeja, en forma de altar y dispón en el centro una vela, mejor si está cubierta en un vaso de cristal para evitar que se derrame y pueda arder. De esta forma honra todo lo que la tierra te ofrece, los frutos que te da en esta época del año: castañas, nueces, almendras, bellotas…y honra también ese paso de estación, la que termina el año y comienza el nuevo.

Ahora con todo eso preparado, elige un lugar cerca de ese altar que has preparado en forma de fuego circular y escucha el audio que te dejamos aquí.

Esperamos que en este nuevo año que entra, tu mochila sea más ligera para poderte dar la oportunidad de llenarla de buenos momentos, encuentros, abrazos, miradas, amor y todo lo que te mereces.

Disfruta la vida y vívela, no la veas pasar.

¡Feliz salida de año y feliz entrada al 2022 para que sea un año en el que recojamos muchos frutos de los que hemos sembrado!

Semillas al viento

Gracias

Hoy se celebra la festividad de Acción de Gracias, y yo me pregunto por qué no adoptamos fiestas tan bonitas como esta.

Nos pasamos la vida copiando fiestas que ni nos van ni nos vienen, por lo vistoso, por el marketing que arrastran y una fiesta en la que se da Gracias por todo lo que hemos compartido este año, todo lo que nos rodea, todo lo bueno que nos ha pasado, todo lo que hemos superado juntxs, eso, no lo copiamos.

Te propongo este año algo distinto. Ya sé que en breve estaremos celebrando la Navidad, pero ¿Cuántas veces en tu vida has agradecido algo sentada a la mesa familiar? Si lo has hecho, enhorabuena, pero en mi experiencia, la casa se llena de familiares ruidosos que concursan a ver quién grita más, quién come más, qué equipo de fútbol ha hecho esto o lo otro, qué políticx de turno ha hecho o ha dejado de hacer. Mucho hablar y poco agradecer.

Así que, seamos creativas. No importa que te sientes alrededor de un pavo, no! me refiero a tomar conciencia de la suerte que tenemos y agradecer por todo eso que vemos con normalidad y que es un lujo: tener un techo en el que cobijarnos, comida en la mesa, gente que nos quiere, trabajo, dinero, salud! Sentémonos a la mesa, a la hora que sea y miremos a los ojos de quienes nos acompañan (puedes hacerlo por Zoom o Skype si vives solx y te apetece compartir), cojámonos las manos, conectemos, celebremos, demos gracias!

Gracias, gracias, gracias.

Y en ese agradecer estar vivas también recordamos a todas las que ya no lo están, porque hoy también es el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres. Una lacra que deja a día de hoy 70 mujeres asesinadas a manos de hombres, que o bien dijeron amarlas un día o que no conociéndolas decidieron acabar con sus vidas simplemente porque podían. En nuestro país no hay más que ver las sentencias que ofrecen por esos asesinatos. Hay más de 53.000 mujeres protegidas y las que aún no han denunciado por miedo. Una violencia que no olvidemos que no se trata sólo de golpear o matar, que es la más visible, sino que tiene todo un lado invisible difícil de demostrar como es la violencia económica, psicológica, vicaria…

Es un día para reivindicar y salir a las calles a visibilizar que esto no se acaba porque no ponen medios. Nosotras además tendremos un directo en Instagram para hablar de prevención con la psicóloga Sara Sinay Olstein. Si os apetece vernos estaremos a las 19:30 hora peninsular y 15:30 hora argentina desde donde se conectará ella.

Semillas al viento

Honrando

Vela prendida con flores de cempasúchil alrededor en el cementerio de Janitzio, Michoacan, México

Hoy es el día de honrar a todas aquellas personas que formaron parte de nuestra vida, de una forma u otra y que ya no están con nosotrxs.

Un día en el que, dependiendo de dónde hayas nacido o cuáles sean tus creencias, se les trae a la memoria y se les recuerda de una u otra forma. Da igual la que elijas para hacerlo, lo importante es que honres lo que dieron a tu vida, que sepas que de alguna forma contribuyeron a lo que eres hoy. Eso es lo único que importa.

Día de flores, de visitas a los cementerios, día de rituales, día de recuerdos.

En mi caso elijo una modalidad que he adaptado tras años de llevarla a cabo, el altar de muertos. Partiendo de la costumbre mexicana monto mi propio altar en el que incluyo a todxs mis ancestrxs, amigxs que fueron importantes en mi vida y a mis mascotas. En mi altar también se incluyen los muertxs de mi pareja. Todos fueron importantes para nosotrxs en vida, formaron parte de lo que ahora somos.

Elijo flores frescas, con colores naranjas y rojos, frutos secos, alguna calabaza, sal, agua y velas. Pongo aquello que me une a ellxs de alguna forma simbólica. Lo que no pongo es comida fresca ni fruta, como ya he dicho hago mi propia adaptación de lo que quiero representar en mi altar.

Además este año, tras un poderoso ejercicio de genograma, he podido poner nombre a ancestrxs que desconocía y que los ha acercado más a mi corazón. De algunxs no tengo fotos así que lxs he incluido con nombres sobre acuarela.

Y llega la parte en que hablo con ellos para contarles como ha sido este último año, recuerdo mi vida con cada unx de ellxs a través de alguna anécdota, les doy gracias por todos los dones que dejaron conmigo y les invito a quedarse estos días para hacernos compañía. Así les siento cerca de nuevo.

Saber que Soy porque un día Fueron.

Hace unos años tras la película Coco, la gente comenzó a imitar la fiesta mexicana de Día de muertos y creo que por una parte es bonito, si lo haces con la intención de honrar y por otra una mala idea el pensar que todo el fiesta y color. Amigas mexicanas se enfadan cada vez que alguien les cuenta lo divertido que es esa fiesta, como si el poner color y ritualizar la honra a lxs ancestros fuera una piñata de cumpleaños.

Caracterizaciones de Catrinas como si fuera un juego sin pensar en lo que representan y la falta de respeto por hacerlo. Así es nuestro mundo global: por una parte se pierden rituales ancestrales que tan importantes son para celebrar la vida y la muerte, y por otra de todo se hace una fiesta del consumismo y la mercadotecnia. De hecho no hay más que ver cómo la gente celebra Halloween como la gran fiesta de los muertos vivientes, pero se acuerda poco de sus propios muertos y de lo que fueron en su familia.

El buentrato también está en diferenciar esa apropiación cultural y saber darle el lugar que le corresponde, siendo respetuosxs con sus costumbres y no usándolas como parte de un escaparate.

Dediquemos el esfuerzo a lo que realmente llene nuestro corazón de paz y alegría. Honremos a nuestros muertos para que descansen en paz.

Semillas al viento

Cuestión de privilegios

Llevo unos días reflexionando sobre privilegios y quién o quiénes los ejercen.

No es ninguna novedad que desde siempre los privilegios han sido la tierra de cultivo de las desigualdades, empezando por todo aquello que el patriarcado ejerce sobre nosotras como mujeres pero no sólo se quedan ahí, sino que van mucho más allá.

Dice la RAE que privilegio es: Exención de una obligación o ventaja exclusiva o especial que goza alguien por concesión de un superior o por determinada circunstancia propia. 

Analicemos esa frase punto a punto: Desde siempre los privilegios han sido territorio masculino y como tales estos señores que los llevaban a cabo estaban por encima del resto de los mortales, porque no se nos olvide que además de sexo y género también influyen la clase social y la racialización. Esto es que un señor blanco de clase alta está en la cima del mundo de los privilegios y de ahí para abajo todo el resto…imagina si eres mujer, racializada y estás dentro de una clase social baja (por ejemplo las castas de los intocables en India) ahí estás en el lodo de los privilegios.

Pero los privilegios no se quedan ahí. Se ejercen sólo porque pueden ejercerse.

Me vienen a la mente varios episodios donde se ven claramente: Una amiga me contaba el otro día el miedo que pasó en la calle frente a un hombre que se paró frente a ella y la miraba fijamente sin apartarse. El privilegio de saber que infundes miedo y ejercerlo es quizá de los peores. Qué fácil hubiera sido apartar la mirada, dejarla pasar y no hacer nada que la incomodara, pero no, decidió pararse según la veía avanzar, mirarla fijamente como si esperara algo de ella y dejó que fuera ella la que cambió de acera para reírse en su cara…

Otra amiga a la que despiden según anuncia su boda por estar en tiempo de ser madre y haber ya dos mujeres más siéndolo en el mismo departamento. Jefes que imponen equipos masculinos ejerciendo esos privilegios y dejan fuera a mujeres sólo por si quieren ser madres en el futuro.

Hoy despertamos con nuevos privilegios, y aunque me duela mucho decirlo, ejercidos por una mujer para beneficiar a un hombre, por supuesto blanco y por supuesto de clase superior a la mujer a la que fastidia.

Ok Diario

Tras leer esta noticia me quedo estupefacta…ahora resulta que si tienes un hijo en un pueblo cualquiera, te pueden quitar la custodia si su padre vive en una ciudad que la jueza o juez determinen de más prestigio…Así que suma a la España vaciada el hecho de que sus hijxs acabarán en ciudades si los jueces así lo determinan, por privilegiar una vez más a quien según ellxs más clase tiene.

Le recuerdo a esa jueza que separar a una criatura de su madre es mayor delito que el dejar que se críe libremente al aire libre en esa Galicia profunda del que quieren extraerlo.

Volvemos a reivindicar la formación en género en las instituciones que no ven cómo perjudican a lxs menores en favor de leyes y normas que se sacan de la manga.

Está claro que cuando unos padres se separan siempre pierden las criaturas, a las que les faltará unx u otrx, pero de ahí a determinar vivir en un sitio u otro dependiendo del caché del mismo y no atendiendo a las necesidades de la criatura, va un abismo.

Revisar los privilegios también forma parte del Buentrato y del paradigma de un nuevo modelo educativo y social que haga que se tenga en cuenta todo lo importante, no sólo el nivel o clase social de la persona que lo ejerce o se beneficia de ellos.

Parece que hemos avanzado algo cuando nos empiezan a poner zancadillas otra vez. Está claro que el patriarcado está esperando tras cada esquina, acechando para darnos en la cara cuando menos lo esperemos. No podemos despistarnos ni un poquito, así que vayamos preparando nuestras pancartas ahora que ya podemos salir a tomar las calles, tal y como hemos hecho este fin de semana en Madrid y donde ya se ha empezado a levantar la voz de las mujeres!

Escuela de Buentrato, Semillas al viento

Puedo, quiero, merezco

Tres palabras que puedes decir como un mantra: Puedo, quiero y merezco.


¿Cuántas veces has tenido que oír que no puedes hacer esto o lo otro? Nos vemos condicionadas por el miedo de las demás personas y perdemos la capacidad de conectar con nuestro poder. Cuando hablamos de empoderamiento de las mujeres a través de los talleres, nos referimos a devolverles el poder de resolver por ellas mismas sus problemas, de acercarles las herramientas necesarias para su autosuficiencia. Quizás para que ninguna tenga que volver a oír «tú no puedes porque eres una chica…» Frases que nos han hecho daño en algún momento de nuestra vida y que ahora miramos con la vista puesta en el futuro, un futuro que es nuestro.

¿Qué quieres en tu vida? Parece una pregunta fácil, ¿verdad? Pues si lo crees, te invito a reflexionar sobre ella, a conectar con lo que realmente quieres por encima de todo y que sólo dependa de ti. Si obtienes una sola respuesta ya es suficiente. Estamos tan acostumbradas a ser y hacer para otrxs que olvidamos con frecuencia lo que queremos para nosotras mismas. Revisar esos sueños, ponerlos sobre la mesa, quitarles el polvo y dejarlos como nuevos es la misión de esta segunda palabra.

¿Cuántas veces te has encontrado a ti misma diciéndote que no mereces algo? Otra lacra de papá patriarcado es hacernos creer que nunca somos merecedoras de lo que tenemos. Esa figura de sumisión nos la comemos con patatas a cada momento y nos sorprendemos cuando conseguimos algo y parece que nos lo han regalado en lugar de haberlo logrado por mérito propio. Merecemos todo lo bueno que la vida pueda darnos porque nos la pasamos esforzándonos al máximo por ser vistas, reconocidas, queridas…

¿Sabes lo que es el timo? No me refiero a ningún engaño o treta, sino a la glándula que se encuentra en nuestro cuerpo y que es la encargada de velar por el bienestar del sistema nervioso entre otras cosas. Mira dónde se encuentra y ahora te cuento…


Justo entre las clavículas y debajo del huequito, ahí está el timo. La historia que ahora te cuento tiene que ver con la reprogramación positiva y porqué esta glándula tiene mucho que ver en ella.

Durante siglos se utilizaba justo ese sitio para los golpecitos famosos del «por mi culpa, por mi culpa…» ¿te suena? Efectivamente, si durante siglos millones de personas se daban golpes y se reprogramaban como culpables, ¿por qué no utilizarla de forma positiva con nosotras mismas?

Te invito a tomarte un minuto al día, sólo un minuto, para conectar con todo aquello que quieres, puedes y mereces y aplicar esos toques en el timo para impulsar esa energía y reprogramar tu cuerpo de forma saludable. ¿Aceptas el reto?

Puede ser algo concreto: Puedo conseguir ese trabajo, Quiero ser independiente, Merezco ser amada…pon el mensaje que tú quieras mientras suavemente das golpecitos en ese lugar. No es magia, pero funciona!

Es volver a reconectar con nuestros deseos, desde nuestro placer, el placer de disfrutar a tope de nuestra vida, de vivirla con plenitud y alegría: PUEDO, QUIERO, MEREZCO

Es la puerta de entrada al buentrato y a todas las ventajas que conlleva tratarnos y querernos como nadie va a hacerlo en nuestra vida.

Semillas al viento

Incoherencias

Este verano he tenido una revelación. Nada nuevo por lo que echarse las manos a la cabeza sino todo lo contrario. Estaba entretenida viendo Instagram cuando empezaron a saltarme cuentas con denuncias por censura. Hasta aquí lo normal…pero esta vez me llamó especialmente la atención porque justo ese día acaba de visitar la Catedral de Burgos y encontrar esta maravilla.

Artísticamente no haré ningún comentario, salta a la vista que el pecho le sale del hombro pero eso pasa porque los escultores eran en su mayoría hombres sin conocimiento de anatomía. El caso es que cuando vi la obra pensé en la cantidad de fotos censuradas, miradas de censura y otras miserias que nos echan a las mujeres cuando públicamente damos de mamar, siendo lo más natural del mundo y habiéndolo sexualizado hasta el extremo. Culpa de la mojigatería que si tuviera más pensamiento crítico vería que el pecho de las mujeres aparece en la historia del arte desde los principios de la humanidad y no asusta a nadie más que a ellxs.

Las mujeres hemos sido y somos modelos para la humanidad, tanto en obras de arte como en moda, publicidad, etc. Lo malo es que esos mismos cánones de belleza que lucimos los impone, como no, el patriarcado. Enseñar tetas sí, pero en privado, en público mal! tápate cochina! Sólo son admisibles si se trata de pornografía, entonces barra libre!

El colmo ha venido cuando Instagram ha censurado, además de todo aquello que se parezca a un pezón, el famoso cuadro El origen del mundo de Gustave Courbet y se ha liado parda. Si no lo conoces te lo dejo aquí para que le eches un vistazo.

El caso es que una artista, Deborah de Robertis, ha decidido representar el cuadro al natural y claro, que te manden una foto de un pene erecto que no quieres ver bien, pero una vagina…¿estamos locas? ¿A quién se le ocurre exhibir una vagina? Sigamos pensando que no existen, porque lo que no se ve, no existe. Sigamos pensando que son feas, que huelen…sigamos haciendo la ola al patriarcado con todo lo que nos atañe personalmente. Pero recordemos: lo personal es político.

El mundo está lleno de incoherencias pero el desnudo femenino se lleva la palma. Abras la aplicación que abras te encontrarás miles de fotos de mujeres en todas las posturas y con la menor ropa posible. Cuentas que Instagram ni ninguna otra aplicación censuran. Pero no se te ocurra mostrar un desnudo artístico, dar de mamar en la calle o enseñar de refilón un pezón porque vas a la hoguera de cabeza hermana. Señores sin camiseta bien, señoras sin camiseta mal! Las tetas son tetas para ambos sexos, en el femenino crecen, se desarrollan y además sirven para alimentar a las criaturas, pero de ninguna manera eso es ofensivo, sólo lo es para las mentes sucias, si tienes una de esas agua y jabón.

Otra incoherencia que tiene que ver con los tiempos que vivimos y el arte es la paternidad. ¿Recuerdas alguna imagen de San José cuidando del niño Jesús? Pues las hay, poco conocidas, poco distribuidas, pero haberlas, haylas. Yo he encontrado una escultura junto a la virgen de la primera foto.

Viéndola pensé las veces que vemos a la Virgen en la posición de madre y cuidadora y las pocas veces que vemos esta imagen. ¿Coincidencia? no lo creo. Es más fácil mostrar el cuidado desde lo femenino que desde lo masculino dejando así sobre ellos una imagen de descuido de su prole. Lo dicho anteriormente, lo que no se ve, no existe. Y volvemos a los referentes y al patriarcado. Si sólo mostramos imágenes de mujeres criando y cuidando aprenderán que ese es su papel…

Menos mal que poco a poco hay más gente pensando bonito, trabajando el cuidado, el autocuidado y el buentrato en todas las esferas. Observemos la vida desde ese buentrato, abramos la mente a otra mirada más amorosa, aboguemos por lo natural, por lo respetuoso y dejemos vivir al resto con lo suyo, que ya es bastante.

Círculo de mujeres, Escuela de Buentrato, Semillas al viento

Círculo de mujeres

Ha llegado la primavera y es tiempo de sembrar!

Desde nuestro semillero mágico ponemos en marcha Los Círculos de Mujeres, encuentros online de forma gratuita y de entrada libre que llevaremos a cabo un viernes al mes de 17:30-19:30h.

A lo largo de la Historia, las mujeres nos hemos sentado en círculos a compartir nuestra cultura y saberes de forma oral. La importancia de sabernos pertenecientes al círculo, el tener cosas en común que nos igualan, el sabernos escuchadas sin juicios, el saber que formamos parte de algo más grande. Todo ello hace que el Círculo fluya y se llene de energía. Entrar en el Círculo es entrar en la vida.

MGC

En un entorno de buentrato, respeto y confianza podremos compartir saberes e inquietudes.

Abrimos este espacio tanto a mujeres que han participado en nuestros talleres y quieren seguir encontrándose como a aquellas que se acercan por primera vez y quieran ver su funcionamiento.

Los Círculos de Mujeres son una poderosa herramienta de sororidad. A través de los distintos relatos podremos empatizar y espejear con otras compañeras para ver desde otra perspectiva lo que nos está pasando.

Empezamos el próximo 9 de Abril y estáis todas invitadas!

Para un buen funcionamiento del Círculo daremos paso a las primeras 20 mujeres que se inscriban en él, para garantizar que todas puedan participar de forma activa y no nos quedemos sin tiempo de intervención.

Obtendrás tu enlace de invitación enviándonos un correo a semillasdebuentrato@gmail.com

Os esperamos!

Charlas, Semillas al viento

Acompañar las rabietas desde el amor y el buentrato

¿Qué son las rabietas? ¿Qué le pasa a una criatura cuando tiene una rabieta?
Y los adultos, ¿cómo reaccionamos? ¿Qué sentimientos nos generan? ¿Sabemos acompañar todas sus emociones?

Alrededor de los dos años las criaturas atraviesan un momento especialmente delicado en sus vidas.
Se ha venido a llamar “los terribles dos” porque representa el primer gran cambio, la primera gran transformación en sus vidas.

En esta charla conoceremos las características evolutivas de esta etapa tan intensa para así poder empatizar con lo que les está ocurriendo y poder acompañarles desde otro lugar más amoroso y respetuoso. Entenderemos que las famosas “rabietas” responden a una fase normal del desarrollo; veremos estrategias para prevenirlas y evitarlas en la medida de lo posible y aprenderemos a acompañar sus emociones cuando todavía no saben autorregularse.

La charla tendrá lugar el próximo Jueves 25 de Marzo de 17:30-19:00h. a través de la plataforma Meet.

Tiene un precio de 10€ por persona y 15€ por pareja.

Para reservar tu plaza envíanos un correo a semillasdebuentrato@gmail.com o a través de Whatsapp: Berta (636274015)

Os esperamos!